¿Quieres solucionar los conflictos en tu hogar?

¿Estás cansado(a) de tener que repetir una instrucción a tus hijos, una y otra vez, hasta explotar o castigar, para que te obedezcan?

¿Tienes dificultades para que tus hijos colaboren en casa?

¿Te gustaría acabar la lucha de poder con tus hijos?

¿Quieres conocer una manera diferente y más efectiva de educar?

 

Entonces, este mensaje es para ti...

La mayoría de los conflictos que tenemos con otras personas, en especial con nuestros seres queridos, se originan porque no sabemos expresar de manera asertiva nuestras necesidades, opiniones o peticiones.

Normalmente, esperamos que los demás nos entiendan, porque creemos que ellos deberían ver la situación con nuestra óptica.  Pero cada cabeza es un mundo, y una misma realidad tiene diferentes puntos de vista.

Esta situación se acentúa, cuando se trata de niños y adolescentes.  Ellos miran al mundo, de forma muy diferente a como lo hacemos los adultos.  Por eso, si quieres que tus hijos te escuchen y atiendan a tus peticiones o entiendan tu punto de vista, tienes que hablar de una manera diferente a cómo lo haces normalmente.

Si cambias el modo en que le hablas a tus hijos, te aseguro que lograrás de ellos, mucha más apertura, colaboración y conexión contigo.

Para ello, tienes que desarrollar las siguientes destrezas:

  • Expresar el enfado sin herir, de forma asertiva.
  • Influenciar de forma positiva a tus hijos, a través de la comunicación.
  • Establecer límites con alternativas al castigo.
  • Comprender y empatizar con las emociones de tus hijos.
  • Acompañar a los niños y adolescentes a gestionar sus emociones.
  • Estimular la autonomía y la colaboración en tus hijos.
  • Ayudar a los chicos a desarrollar su autoestima.
  • Resolver los conflictos de manera pacífica.
  • Crear una atmósfera familiar de amor y respeto.

Puedo ayudarte a profundizar en tus emociones y en las de tus hijos, para encontrar tus propias herramientas claves de comunicación asertiva y, transformar la calidad de tus relaciones familiares, en vínculos llenos de amor y respeto, sin gritos ni castigos.

Si quieres una relación familiar sana, solicita hoy mismo una llamada gratuita conmigo. Sólo tienes que hacer clic aquí para rellenar el formulario de solicitud.
Los hijos crecen muy rápido, ésta es tu oportunidad para solucionar los problemas de comunicación que te roban tanta energía, y puedas lograr la armonía en tu hogar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.